Buceo en apnea

Muchas personas desconocen la posibilidad de bucear sin tanque, sí, aunque suene una locura, nos referimos a no utilizar ningún tipo de aparato que nos brinde oxígeno.

Pues bien, bucear con solo contener la respiración durante el mayor tiempo posible, es conocido como el buceo en apnea, buceo libre o a pulmón.

Obviamente fue la primera forma usada para la explorar la vida marina y sus secretos.

Puede sonar fácil pero, las personas aficionadas suelen hacerlo a profundidades mínimas de 12 metros, los profesionales pueden llegar hasta una 300 metros bajo el nivel del mar.

Si llegaste a este artículo interesado en practicarlo, sigue leyendo para informarte de sus modalidades, equipo básico, técnicas y riesgos de este tipo de buceo.

buceo en apnea

Como te comentamos, consiste en realizar inmersiones a grandes profundidades o durante el mayor tiempo posible, sin la necesidad de equipo de respiración autónomo como en el buceo tradicional.

Básicamente con el aire contenido en tus pulmones debes lograr mantenerse un largo periodo sumergido, o bien, recorrer una gran distancia.

Los apneístas capaces de lograrlo, pueden mantener estado de relajación absoluto durante la inmersión, además, entrenan arduamente para mejorar su reflejo de inmersión.

Y… ¿Qué es el reflejo de inmersión?, resumidamente, es una adaptación fisiológica del cuerpo humano que se activa al momento de sumergirnos.

Desde el momento en que la cara entra en contacto con el agua, todas las vías por donde puede escaparse el oxígeno se cierran, también, se nota una reducción del ritmo cardíaco, todo con el fin de optimizar la respiración y permanecer largos períodos bajo el agua.

Los riesgos de este deporte radica en las presiones extremas a las que el cuerpo se somete, por, la compresión de los gases y el volumen de los pulmones.

¿Cuál es el equipo básico de buceo libre?

Equipo para buceo en apnea

Si te estás iniciando en el buceo, necesitarás todo el equipamiento esencial, por lo tanto, sería lo siguiente:

Mascara de buceo libreVisor o gafas de buceo

Para un rendimiento perfecto el usuario debe observar con claridad dentro del agua, por ende, el visor, máscara o gafas deben adaptarse perfectamente a la cara, de modo que no moleste ni corra el riesgo de desprenderse.

Para el buceo en apnea, no podemos utilizar máscaras faciales tipo Easybreath, ya que no nos van a permitir realizar la maniobra de valsalva para compensar, además de la presión interna de la máscara.

Tubo de snorkelSnorkel

Como el objetivo es aguantar la respiración con cualquier esnórquel nos bastará, ya que empezaremos en la superficie del agua.

Aletas de buceoAletas

Estas serán parte de tu equipo de propulsión (según la modalidad que practiques), por ello debes tener cuidado al elegir, basándote en tu comodidad y rendimiento.

Entonces, las mejores opciones o más bien las más usadas por los profesionales, son las aletas largas, aletas con calzantes y las monoaletas, todas elegidas por el impulso que proporcionan.

Traje de buceoTraje

El uso de este depende de la actividad a realizar y su ubicación. Por ejemplo, para una apnea de peso constante el traje es obligatorio, dado que ofrecen un aislamiento al frío excepcional.

Pero, no cualquier traje sería correcto, existen los trajes húmedos y secos, los húmedos otorgan mejor movilidad ante menor resistencia al frío, los secos todo lo contrario.

Cinturon de plomo o lastreCinturón de lastre

Por último pero no menos importante tenemos el lastre, el cual permitirá regular la flotabilidad, al hundirnos podemos mantener cierta profundidad (dependiendo del peso), sin tanto esfuerzo.

Disciplinas o tipos de la Apnea o buceo a pulmón

Existen ocho diferentes disciplinas, las cuales se desprenden de dos modalidades, la dinámica o la estática:

Apnea dinámica

Con el cuerpo totalmente sumergido la persona debe desplazarse horizontalmente, el propósito es recorrer la mayor distancia posible, por supuesto, sin salir a respirar ni un segundo.

Puede realizarse con aletas o sin aletas:

    • Con aletas: para ello se debe hacer uso de aletas o monoaleta para lograr la propulsión.
    • Sin aletas: en este se procura cubrir el mayor trayecto posible antes de recurrir a la propulsión con las extremidades.

Peso constante con o sin aletas

En este modo se pretende descender hasta máxima profundidad soportada por el apneista, utilizando un lastre con peso fijo junto con las aletas, monoaleta o simplemente su fuerza muscular, para luego ascender con el mismo peso usado para la inmersión.

Por consiguiente los atletas profesionales suelen utilizar un lastre de bajo peso que obviamente facilita el ascenso, pero que dificulta en gran medida el descenso.

Para el peso constante sin aletas, es necesario tener una gran técnica que involucra coordinación, relajación y propulsión de los movimientos.

Con peso variable

Se desciende con el apoyo de un sled o lastre con peso fijo y, posteriormente asciende con su propia fuerza utilizando o no aletas. De todas formas, los brazos pueden ser usados para impulsarse con la cuerda guía.

Apnea estática

El apneista sumerge su cuerpo total o parcialmente en el agua, con el objetivo de contener la respiración durante el mayor tiempo posible.

En el ámbito profesional se han logrado tiempos de 9 hasta 24 minutos.

Inmersión libre

En este caso no se utiliza ningún tipo de equipo para favorecer el movimiento (aletas y derivados), el impulso para el descenso y ascenso se realiza tirando de una cuerda.

La posición puede ser de pie o de cabeza como mejor le parezca al apneista, o bien, alternar entre ambas.

Sin límites

Es reconocida como la más extrema de la Apnea, debido a ser una disciplina especialmente creada para lograr una mayor profundidad del apneista.

Básicamente, la persona desciende con la ayuda de un sled con peso fijo, luego asciende con la ayuda de un globo u otro herramienta.

 

Consejos y técnicas de buceo libre

Debes tener claro que la apnea es un deporte extremo, por lo que se recomienda ir acompañado de un profesional o alguien con cierta experiencia.

Antes de irte directamente a los descensos, debes aprender a mantener un estado de relajación en el agua, el objetivo de ello es disminuir tu frecuencia cardiaca y respiratoria, para regular el consumo de oxígeno y, así reducir el gasto energético hasta un 30% menos.

Para ello, algunos practicantes hacen yoga combinado con técnicas de meditación, a fin de lograr una relación de cuerpo-mente que evite la desconcentración.

Un músculo tenso, una respiración no controlada y una mente nerviosa o estresada puede derivar en un mayor consumo de O2.

Otro punto vital es aprender a compensar los oídos, a modo de evitar forzar dicha compensación, por tanto, se debe estudiar las distintos métodos para hacerlo, hablamos de la maniobra de Valsalva, técnica Lowry, maniobra de Toynbee y muchas otras más.

También como todo deporte, mantener una correcta alimentación e hidratación es esencial para un buen desempeño del cuerpo.

Todos los apneistas profesionales se entrenan con descensos de tiempos prolongados, pero antes de esto debieron pasar por una serie de entrenamientos anaeróbicos intensos que prepararon su cuerpo para soportar altos niveles de dióxido de carbono (CO2), el aumento de CO2 en la sangre produce el deseo de respirar.

Todo esto se realiza para lograr mantener un estado de relajación durante toda la inmersión, reducir el ritmo cardíaco y, a su vez aumentar la capacidad pulmonar, acabando en más tiempo bajo el agua y mayor seguridad para el apneista.

 

Riesgos del buceo en Apnea

Con los párrafos anteriores, tendremos las nociones básicas para empezar practicar buceo libre.

Sin embargo, no nos garantiza estar exentos a errores o malas prácticas que deriven en grandes riesgos para la salud como los que describiremos a continuación.

En primer lugar podemos tener un accidente por hipoxia, más que todo en el ascenso, ya que durante los últimos metros de ascenso la presión total disminuye rápidamente y con ello la presión parcial de oxígeno, pudiendo dar lugar a una pérdida de consciencia (Black Out).

Lo segundo que puede pasar es hiperventilarse, puesto que hiperventilar es una técnica para eliminar cantidades de dióxido de carbono, es usada de forma forzada por algunos buzos para disimular la falta de oxígeno y así aguantar más.

Aunque se elimine parte del CO2, hiperventilar hace que aumente el ritmo cardíaco, sube la presión sanguínea y retrasa las contracciones del diafragma, tres desventajas delicadas para la apnea.

En último lugar, tenemos la emersión o salida del agua, aquí un mínimo desespero por respirar puede derivar en un desmayo. Ya que lo primero que hace un apneista es expulsar el oxígeno contenido en sus pulmones para dar espacio a oxígeno puro.

En algunos casos el desespero hace que exhalen antes de salir del agua o expulsen todo de golpe, derivando en un repentino bajón de presión parcial de oxígeno que puede terminar en un síncope.

Por esto y más es ideal participar en algún curso de apnea, no mirando solo su precio sino la calidad, aunque cueste de 60 a 90 euros cada clase nos dará la experiencia necesaria para adentrarnos en el mundo de la apnea como deporte y minimizar los riesgos.

El buceo en apnea y la pesca submarina

La apnea es la base de la pesca submarina, actividad que en las últimas décadas ha tenido un importante auge.

La pesca submarina es toda aquella en la que el pescador debe sumergirse para practicar la pesca, a diferencia de la pesca deportiva, en la que no debemos practicar ningún tipo de inmersión en el agua.

Existen varias modalidades de pesca submarina con menor o mayor dificultad y en función de nuestra capacidad pulmonar, como la pesca a la caída, donde divisamos desde superficie, o pesca a la espera, en la que esperamos desde el fondo y que requiere una mayor capacidad pulmonar.

Facebook
Twitter