Seguros de buceo, seguros de equipo de buceo y viajes de buceo

Antes de entrar en el agua, comprueba que tienes tu seguro de buceo en regla.

Para practicar submarinismo en la mayoría de lugares es obligatorio contar con un seguro de buceo en vigor, además de la titulación básica expedida por alguna federación, y un reconocimiento médico que garantice que somos aptos para la práctica de este deporte, con una antigüedad de menos de dos años desde la expedición por un facultativo homologado.

Pero no debemos pensar en el seguro de buceo como un coste adicional que tenemos que sufragar para practicar nuestro deporte favorito. Bucear es una actividad de riesgo, y cualquier eventualidad puede implicar un desembolso importante, tanto económico como personal, al que no siempre podemos hacer frente.

Además, si a esto sumamos el agravante de que ocurra en un país extranjero, los costes se pueden disparar de manera alarmante.

Aunque como en todos los seguros, lo mejor que nos puede ocurrir es no tener que usarlo nunca, a día de hoy tenemos muchas opciones en el mercado para ajustar coberturas y precios a nuestras necesidades reales.

Consideraciones previas a la hora de contratar nuestro seguro de buceo

Lo primero que tenemos que conocer son las coberturas con las que contaremos. De manera casi estándar, nuestro seguro de buceo tendrá coberturas básicas de responsabilidad civil y accidente, que nos resolverá de antemano muchos quebraderos de cabeza.

La responsabilidad civil va enfocada a cubrir cualquier posible impacto negativo que puede conllevar nuestra actividad sobre el medio marino, sobre otros bienes o propiedades de terceros, o sobre otras personas. Por su parte, la cobertura de accidente nos garantiza que no incurrimos en determinados costes sanitarios y de transporte relacionados con cualquier percance que podamos tener mientras buceamos.

Adicionalmente, los seguros de buceo pueden incluir coberturas de invalidez o muerte, pensadas para ofrecer ciertas garantías en el caso de que suceda un accidente grave que nos impida desempeñar una actividad laboral posterior. A nadie le gusta pensar en ello, pero quizá conviene estar cubierto en este sentido, aunque sea una de las coberturas que mayor impacto pueden tener en el precio final del seguro.

En ningún centro de buceo nos van a permitir salir al agua si no tenemos el seguro de buceo en regla, aparte del resto de documentación, que es igualmente importante y complementaria.

Podremos contratar un seguro de buceo sin tener el reconocimiento médico en vigor, pero ten en cuenta que ante cualquier percance ocasionado por nuestra salud, la compañía aseguradora no se responsabilizará. Piensa en un problema cardíaco bajo el agua, por ejemplo.

Fundamentalmente, contamos con dos tipos de seguros: aquellos que están orientados al buceo comercial (o profesional), y los que se dirigen en el buceo recreativo (ya sea como aficionado o como profesional del buceo recreativo). Vamos a analizar contenido y diferencias de cada una de las opciones.

Seguros de buceo comercial

Los seguros de buceo comercial están enfocados a dar respuesta a las necesidades de los buceadores profesionales.

Por la propia naturaleza de su actividad, el riesgo en la práctica de buceo profesional es mucho mayor, ya que los tiempos de fondo son distintos a los del buceo recreativo, y la profundidad no depende de una elección del profesional, así como los materiales a manipular, o los trabajos a realizar debajo del agua.

Existen muchas aseguradoras que cubren al buceador profesional. Antes de su contratación, debemos cerciorarnos que nuestra actividad concreta está cubierta. Es muy importante que comprobemos que la naturaleza de los trabajos que vamos a realizar son tenidos en cuenta dentro de las coberturas de la póliza.

Y es que dentro del buceo profesional, en función de dicha actividad, los riesgos inherentes pueden variar mucho.

No es lo mismo un buceador profesional que oriente su actividad a la comunicación o realización de documentales, o aquel que se dedica a realizar trabajos científicos, a otros que realizan trabajos de reparación submarina, por ejemplo.

También debemos considerar si los importes cubiertos son suficientes para los trabajos que vamos a realizar, así como el ámbito geográfico en el que los vamos a realizar.

Segursub insurance
AMI Commercial diving Insurance
Safeguard commercial diving insurance

Existen muchas aseguradoras, sobre todo extranjeras, que pueden ofrecernos todas estas coberturas; entre ellas, podemos destacar Segursub, AMI (Accesible Marine Insurance), o Safeguard Insurance.

Con todas ellas podemos contactar a través de internet para obtener un presupuesto personalizado en función de nuestras necesidades.

Como ya hemos comentado, es conveniente recibir el presupuesto con las condiciones y coberturas, y comprobar si se ajustan a nuestras necesidades como buceadores profesionales.

De esta manera estaremos seguros que no estamos pagando por algo que nunca necesitaremos, pero que tampoco estamos prescindiendo de coberturas necesarias para nosotros.

Y si tus necesidades cambian, porque vas a realizar un trabajo distinto al cubierto, o porque vas a realizarlo en otra zona geográfica, no dejes de contactar con la compañía aseguradora para ampliar tu póliza

Seguros de buceo recreativo

El mundo de los seguros en el buceo recreativo no existen tantas opciones, pero sí hay algunas variaciones que debemos considerar a la hora de contratar nuestra póliza.

Tipo de buceo recreativo

Al igual que en el buceo profesional, siempre deberemos comprobar que el tipo de buceo que vamos a realizar está cubierto, tanto por los materiales que vamos a considerar, como la profundidad.

Por ejemplo, hay pólizas específicas para cubrir la actividad de pesca submarina. Normalmente todas las pólizas cubren el buceo con botella, apnea y snorkel, pero siempre es mejor comprobarlo antes de contratar.

Traslados en caso de accidente

Es importante que cubra todos los traslados necesarios en caso de accidente, así como los tratamientos en cámara hiperbárica. De no ser así, pensad por un momento en el problema que puede suponer pagar un traslado urgente en helicóptero a la cámara hiperbárica más cercana en caso de un percance serio.

Plazos de cobertura

En casi todas las compañías aseguradoras que ofrecen seguros de buceo, es habitual poder contratar seguros con diferentes plazos de cobertura. Si somos buceadores habituales, normalmente lo contrataremos por un año, renovando la póliza a su vencimiento. Pero si somos buceadores ocasionales, podemos realizar la contratación del seguro por un mes, por un fin de semana, o incluso por un día.

Y pensad en las combinaciones de todos ellos. Es decir, puedo contar con un seguro anual básico, y a la hora de realizar un viaje de buceo al extranjero, querer ampliar coberturas con un seguro de fin de semana, semanal, o mensual.

En este sentido, es muy habitual que los centros de buceo tengan acuerdos y conexión directa con algunas compañías aseguradoras, pudiendo gestionarte el seguro sobre la marcha a la hora de contratar las inmersiones.

Modalidad de cobertura de gastos médicos

Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de contratar nuestra póliza es el sistema de cobertura de los gastos médicos. Sobre todo tenemos que comprobar si se trata de la modalidad de reembolso. Esto implica si ante cualquier contingencia debemos o no anticipar los gastos médicos relacionados. Es decir, si nuestra póliza es de reembolso, en el caso de que necesitemos incurrir en gastos médicos derivados de la práctica del buceo, deberemos afrontar dichos gastos con nuestros recursos. Más adelante serán reembolsados por nuestra aseguradora, previa justificación de las facturas abonadas. Sin duda, depende de la situación, anticipar dichos gastos puede ser un trastorno, sobre todo si incluyen traslados y otros gastos de urgencia.

Como imaginas, todas estas características (actividad, ámbito de cobertura, plazo, reembolso, etc.), tiene repercusiones en el precio final de la póliza.

Algunas compañías aseguradoras que ofrecen seguros de buceo recreativo

Vamos a mencionar algunas de las opciones que tenemos para nuestro seguro recreativo:

Aquamed scuba diving insurance
AquaMed

Ofrece diferentes tipos de coberturas en función de nuestras necesidades; puedes combinar ámbito de cobertura, con la naturaleza de las prestaciones; uno de los puntos a favor del seguro de Aqua med es que te permite almacenar tus datos médicos, como tu grupo sanguíneo u otras particularidades.

De este modo, en caso de accidente, la atención estará mucho más dirigida y será más efectiva, al poner en conocimiento del personal que te atienda cualquier información relacionada.

DAN diving insurance
DAN (Divers Alert Network)

Organización internacional especializada en la seguridad de los buceadores. Dentro de sus muchas actividades, destaca la investigación, por lo que sus coberturas y profesionales siempre estarán al día de las últimas novedades en cuanto a seguridad.

Segursub insurance
Segursub

Ya mencionada cuando comentábamos los seguros de buceo comercial, Segursub es de las compañías que mejores y más amplias coberturas ofrece, con una alta relación calidad precio.

AXA diving insurance
AxaSub

AxaSub cuenta con todas las garantías de Axa, un grupo asegurador de contrastada experiencia y solidez en el mercado. Cuenta con varias modalidades en función de las coberturas por invalidez y accidente que queramos tener. Por contra, en sus seguros los gastos médicos suelen ser de reembolso.

En todos los casos, es importante no dejarnos guiar por el precio del seguro, y revisar bien todas las coberturas que estamos contratando.

Seguros complementarios: equipo de buceo y viaje

Como complemento a nuestro seguro de buceo personal, conviene pensar en nuestro equipo de buceo recreativo.

Muchas de las compañías mencionadas ofrecen la posibilidad de asegurar nuestro equipo ante cualquier contingencia que pueda suceder, tanto en el desplazamiento, como en el desarrollo de nuestra actividad.

Esto supone una gran ventaja, sobre todos porque estamos cubriendo cualquier eventualidad que pueda surgir a la hora de trasladar nuestro material.

Del mismo modo, las compañías pueden ofrecer las coberturas de cualquier seguro de viaje.

En definitiva, contar con un buen seguro de buceo va mucho más allá de cumplir con la legalidad vigente. Un seguro de buceo nos puede resolver muchos problemas, tanto a nivel de seguridad en el transcurso de las inmersiones, como eventualidades que puedan surgir fuera del agua con nuestro viaje o equipamiento.

Y como no puede ser de otra manera, te deseamos que nunca tengas que utilizar ninguna de las coberturas contratadas en tu seguro de buceo.